El hombre que será Papa

Alejandro IV nace en el Castillo de Jenne, al suroeste de Roma, entorno al 1199. Su familia es una de las mas potentes de la época, los Condes de Segni (Conti di Segni). A esta noble familia pertenecen dos de los más importantes e influyentes papas del medievo, Inocencio III y Gregorio IX, el primero tío abuelo y el segundo tío de Alejandro IV. Y sucesivamente, en el 1700, la familia dará otro papa a la cátedra de San Pedro, Inocencio XIII.

alexander ppRinaldo dei Conti di Segni y Señor de Jenne, será el nombre que adoptara papa Alejandro IV al momento de su nacimiento. Molto probablemente transcurrió sus primeros anos de vida entre Jenne, feudo de su padre y Anagni, ciudad de donde era originaria su familia de su madre la cual era hermana de Ugolino de Anagni, futuro Papa Gregorio IX. Sus primeros anos de vida religiosa los pasó al interno del Monasterio Benedictino de Subiaco, del cual salio para cubrir la carga de Canónico de la Catedral de Anagni y sucesivamente, antes del 1221, curso estudios de teología en la Universidad Paris, donde obtuvo el titulo de Magíster. En el 1227 su tío Papa Gregorio IX, lo nombro Cardinal Diacono de San Eustaquio, hasta el 1231 o 1232 cuando fue nombrado Cardinal – Obispo de Ostia y Veletri. En el 1235 fue consagrado Obispo y su tío el Papa lo nombrara Legado pontificio a Anagni, Perugia, Viterbo y Lombardia. Será en este periodo, durante el cual la tensión entre el poder Papa, reencarnado en Papa Gregorio IX y el poder Imperial en la personificación de Federico II, llegara a su extremo mas conflictivo, y ante el cual el Cardinal Rinaldo mantendrá una relación relajada, amistosa y mediadora con el emperador. En el 1244 obtuvo el cargo de Decano del Sacro Colegio. Papa Inocencio IV lo nombrara Cardinal Protector del Orden Franciscano, cargo que mantendrá como Pontífice, rompiendo la tradición de renunciare si el Cardial era nominado Papa. Con la muerte de Inocencio IV, el Cardinal Rinaldo será elegido por unanimidad del colegio Cardinalicio Sumo Pontífice el 12 de diciembre de 1254 a Nápoles y fue coronado Papa el 20 del mismo mes, asumiendo el nombre de Alejandro IV.

Su obra por la gloria de la Iglesia

Papa Alejandro IV fue un personaje influyente y en tantos aspectos innovador para su época. Ya de Cardinal conoció a San Francisco de Asís de persona y una vez diventado Papa, confirmó oficialmente la existencia de sus estigmas, visto por el mismo de persona. Nombro diversos santos, entre estos Santa Clara de Asís y el santo español San Iñigo de Ocaña.

Como pontífice protegió desde el principio al Orden Franciscana. Esta cercanía hacia los problemas del orden venia tanto por el vinculo de afecto que unía a la orden ha su familia, ya que su tío Ugolino de Ostia era intimo amigo de San Francisco, como por el cargo al cual era estado nominado, Cardenal Protector, y que a diferencia de otros papas, no dejo el cargo cuando llego a ser papa. Por ello cuando al interno de la orden surgieron disputas entre los Espirituales y la Comunidad, aconsejo al general Juan de Parma que dimitiese del cargo, proponiendo a la elección del cargo a San Buenaventura de Bagnoregio (1257).

Promulgo la indulgencia plenaria con la Bula “Liceo Ecclesiae Catholicae” que sirvió también para organizar a los eremitas de inspiración agustiniana en un solo Orden, el Orden de los Agustinianos.

En el 1256, con la bula “Deo grata” confirmo la protección de la Santa Sede, la aprobación de la vida de pobreza y penitencia, así como el acto de pobreza de la Orden de los Siervos de María, lo que suponía su creación oficial.

En Roma Alejandro IV confirmo después de una achurada verifica el milagro de la Virgen del Pozo, colocando el mismo el retrato de la Virgen sobre el pozo donde se tuvo el hecho sobrenatural y del cual aun hoy día el agua que sale posee cualidades milagrosas.

Alejandro IV mostró una gran actividad hacia las misiones, por la unión de la iglesia Católica Romana con la iglesia Ortodoxa de Oriente, mediante las tratativas con el emperador Teodoro Lascaris obteniendo cierto resultado a través de las reuniones formales con la iglesia maronita. Intento además de promover el gobierno de los católicos en Rusia y en Oriente.

Con respecto a la organización de la vida eclesiástica, tomara decisiones de gran importancia, con las cuales intento eliminar algunos de los abusos introducidos durante los pontificados anteriores. En esta directiva, elimino la espera de seis meses para el recibimiento de la consagración de los obispos neo electos y revoco la obligación de realizar la visita do ad limina por parte de los obispos.

Empezó con la organización de un concilio en Viterbo, que se tendría que habré efectuado el 6 de julio de 1261, con el objetivo entre otros de realizar una cruzada contra los Tártaro (Turcos) que ponían a riesgo las fronteras del mundo cristiano y cuyos preparativos fueron interuptos por la muerte del papa.

La tormenta política de su tiempo

Alessandro IV mantuvo la direccion politica de Inocencio IV, aunque si en realidad intento mitigar la dureza las incoherencias de los anteriores pontificados. Para el comando de la politica de la iglesia se apoyo en una corte, formada por los mas importantes sabios de su epoca, pero sobre todo tuvo a su lado al cardinal Riccardo Annibaldi, tambien el sobrino de Gregorio IX y en consecuencia primo de Alejando IV.

Con mucha probabilidad, la eleccion de Rinaldo como Papa era estada auspiciada, como un seño de esperanza por parte de los cardinales a un reconciliamiento entre el papado y los Suevos. Fidandose en que Rinado continuase con la firmeza y la claridad de ideas de su tio Gregorio IX y aprovechandose de la buena relacion que Rinaldo habia tenido con Federico II y sus sucesores.

Una vez sobre la Catedra de San Pedro, Aljandro IV no encotro nunca más la paz de espiritu que le podria haber llevado ha hacer aun más grandes cosas de las que pudo realizar para la iglesia. Todo su pontificado se vio eneviado por la crisis entre el papado y el imperio, siendo la cuestion de la corona de Sicilia el motivo de los todos los conflictos politico – militares con Manfredi, hijo ilegitimo del emperador Federico II.

El primer desencuentro será devido a la tutela de Corradino, el ultimo de los Hohenstaufen, por parte del papa, como habia ya hecho su predecesor, papa Inocencio IV, por decision de Conrrado de afidarla a la curia pontificia. Con la muerte de Corrado IV, el 21 de mayo de 1254, la cuestion del reino de Sicilia empezaba a ser estremadamente critica. La designacion por parte del Papa de Ed-mondo de Inglaterra como rey de Sicilia, desperto la furia de Manfredi, el cual penetro con sus tropas en el reino, combatiéndole a Foggia el 2 de diciembre. Por lo que el Papa se vio obligado a abandonar Napoles, para refugiarse en Anagni.

La situación no era tanto tranquila n i menos en Roma, donde después de la escala de revueltas politicas, que habian sufrido diverasas ciudades en el 1252, se habia llegado al nombraiento de un potesta y de un capitano de pueblo, llamandose como senador al boloñes Conde de Casalecchio, Brancaleone de los Andaló, por su fama de juez imparcial, abil politico y organizador. La carga podia ser peligrosa, por el malestar que su poder podia provocar en la ciudad, por ello Brancaleone puso como condicion para aceptar el cargo, el disponer de una serie de prisioneros nobles da dejar en mano de sus familiares en Bolonia, para contener un posible atentado contra el, en el caso si fuese un malcontento del pueblo romano. El malcontento contra Brancaleone espolsé a noviembre de 1255. Alejandro IV mientra a Roma el 21 de ese mes, intercedio con los boloñeses para la liberacion de los prisioneros. Logrando obtener la tranquilidad a Roma. Como nuevo senadro de Roma fue llamado de Brescia Emanuele de Maggi. Los tumultos volvieron a empezar por insigacion de Brancaleone, al punto que la situación era tan inestable que el papa tuvo que buscar refugio a Viterbo, a mayo de 1257. Maggi fue expulso de la ciudad y los Romanos rellanaron a Brancaleone como senador, sin ninguna limitacion temporal del cargo.

Mientras al sur de Italia, las tropas pontificias no lograban a contener las acciones militares de Manfredi, el cual cuando vino a saber de la muerte de su nipote Corradino se encorono rey de Sicilia en la Catedral de Palermo el 11 de agosto de 1258, sin haber pedido el consentimiento del Papa. Ante lo cual el Alejando IV lanzo la primera excomulgación contra Manfredi y sus aliados. La situación de inestabilidad mpezo a sentirse por toda la peninsula, cuando Manfredi incito a todos sus aliados centro peninsulares, los ghibelinos a atacar la roca fuerte guelfa, Florencia. La cual fue gravemente bencida en Montaperti el 4 septiembre de 1260, sin que el papa nado pudiera hacer por ayudarla. Ante esta situación Alejandro IV, volvio a lanzar una segunda excomulgación a Manfredi y a los Sienes.

Alejandro IV mecenas del saber 

Alejandro IV entendió la importancia de la cultura, el estudio y del saber. Y esto seguramente lo llevo a circundarse de de los más importantes sabios y teólogos de su tiempo, como San Buenaventura de Bagnoregio, San Tomas de Aquino y San Alberto Magno.

pp alex iv grandeÉl que estudio teología en la Universidad de Paris fue muy cercano a las diversas controversias del derecho al estudio y a la importancia y de su valor, al punto de ser un ferviente protector y promotor del derecho y la difusión al estudio.

En este sentido, concedió el primer reconocimiento oficial a la Universidad de Salamanca, concediéndole sello propio y la licencia “Ubunque Docendi”. Universidad que fue definida por Alejandro IV como “la cuarta luz que iluminaba el mundo”, junto a las ya reconocidas universidades de Oxford, Bolonia y Paris.

Otra importantísima labor realizada por Alejandro IV a defensa del estudio universal fue demostrada, cuando Guglielmo de Saint – Amour, en el 1255 dirigió gravísimas acusaciones hacia los franciscanos y dominicanos, en su obra “De periculis novissimorum temporum”, en la cual les llegaba a negar el derecho a enseñar, a la Universidad de Paris, por la poca ortodoxia que, las ordenes mendicantes, mostraban en sus lecciones. Esta idea era ya estada expuesta da Gerardo de Borgo S. Donino, en su obra “De la Introductorium in Evangelium aeternum”, la cual ya era estada condenada por el papa. Ante este conflicto, el papa, no espero a un examen teológico de las obras de Gerado y Guglielmo, sino que promulgo inmediatamente una bola “Quasi Signum vitae” en la cual confirmaba todos los derechos a enseñar a las ordenes mendicantes y restablecía la paridad de docencia de los maestros mendicantes y de los maestros seculares, poniendo así, fin para siempre, cualquier tipo de duda. Aunque si de hecho, en realidad, esta bula no puso fin a la problemática, por lo que Alejandro IV ordeno a San Buenaventura, San Alberto Magno y San Tomas de Aquino, que realizasen un verdadero y propio examen teológico de la obra de Saint – Amur. La cual fue definitiva y tajantemente condenada por el papa, en el 1256, con la bula, “Romanus Pontifex”. Bula que fue defendida en la universidad de Paris, por San Tomas de Aquino, ante la presencia de Saint – Amour.

Su vinculación con España

En relación a la España, un importante hecho fue la creación del primer Arzobispo de Sevilla, Fernando hermano de Alfonso X el Sabio. Y intento de promover al rey de Castilla, Alfonso X “El Sabio” a la carga de emperador del Sacro Imperio Germánico.

El traslado de la sede pontificia de Roma a Viterbo

Papa Alejandro IV es el papa que en el 1257 trasladara la sede Pontificia de Roma a la ciudad de Viterbo, debido a los problemas políticos de su época, que lo obligan a abandonar la ciudad eterna, la cual era sumergida en revueltas y conflictos socio – políticos, del momento en que el gobierno cayo en manos del Senador Brancaleone de los Andalò, aliado de Manfredi, hijo ilegitimo del fallecido emperador Federico II, que aspiraba al reino de Sicilia y el cual por sus continuas traiciones políticas y ofensas militares contra el poder Papal, fue excomulgado, no una si no dos veces por el Papa. Brancaleone, de espíritu republicano, domo a los nobles rebeldes, armo al pueblo descontento y gobernó con una política del terror, dando lugar a una Roma insegura y peligrosa. Otro factor que motivara al papa a establecer la sede en Viterbo, serán las continuas luchas entre Guelfos y Gibelinos y las disputas político – militares entre las diversas ciudades del centro de Italia. Problemas políticos que no darán paz al gobierno de papa Alejandro IV. Dentro de este marco político, con el traslado de la corte pontificia a Viterbo, esta vivirá su periodo de oro como capital de la cristiandad por veinticuatro años, periodo durante el cual se sucederán ocho papas.

Viterbo dará a los papas un lugar protegido y más seguro que Roma, se tendrá el conclave mas largo de la historia de la iglesia católica, conclave que duro 18 meses. Solo será con la llegada al pontificado de un Papa Frances, la promesa del rey de Francia a acoger y proteger al Papa y el hecho de una revuelta conducida por los viterbeses contra los cardinales reunidos durante el conclave mas largo de la historia, para intentar obligarles a elegir mas rápidamente al sucesor de Pedro, el motivo del cambio de la sede pontificia de Viterbo a Avignon, dando lugar a los 70 anos de sede francesa.

Durante su estancia a Viterbo, no fueron pocas sus actuaciones a favor de la ciudad y menos las bondades de la ciudadanía hacia el papa. Para el Capitán del pueblo promovió y empezó la construcción del maravilloso Palacio Papal, junto a la Catedral, el ejemplo de palacio papal más antiguo conservado. Teniendo en cuenta que después del de Viterbo se construirá el de Aviñon y que el precedente de San Juan de Letrán en Roma (residencia pontificia durante el medievo) sufrirá continuas modificaciones, durante los siglos precedentes, al punto de no conservar casi ningún vestigio de época medieval. A Viterbo consagro diversas Iglesias como Santa María in Gradi o la iglesia de la Trinita perteneciente a la recién creada Orden de San Agustín. Promovió el restauro del techo de la Catedral de Viterbo y del Monasterio Cirtensciense de San Martino, a través de una bula de indulgencia. Financio el claustro de mármol del monasterio Dominico de Santa María in Gradi.

Fue Alejandro IV quien ordeno el traslado en procesión del cuerpo de la Joven Rosa de Viterbo, de la iglesia donde era estada sepulta, al monasterio de las monjas Clarisas, de San Damiano (hoy de Santa Rosa), concediéndole el titulo de Santidad. Santa que será muy venerada durante los siglos precedente, no solo en Italia si no también en España desde donde su culto pasara a Sudamérica. Con motivo del traslado Papa Alejandro, ordeno que cada ano se repitiese el traslado, en el mismo día, el 4 de septiembre, evocación que ha dado lugar a la fiesta religiosos – folclorista mas importante de Viterbo, donde el baldaquino que porta en procesión la estatua de la Santa, a evolucionado durante los siglos, hasta alcanzas una altura superior a 30 metros.

Papa Alejandro IV murió a Viterbo el 25 mayo de 1261, afligido por los males que sucumbían su tiempo.

Las crónicas de la época nos cuentan que fue sepulto con honores y gran pompa al interno de la Catedral de Viterbo. Pero que su cuerpo fue escondido en una cripta, para evitar que sus enemigos pudiesen profanar su tumba, en el caso que invadiese Viterbo.

Anuncios